El modelo 'cloud' y la seguridad despuntan en la nueva normalidad

Tras la crisis generada por la pandemia de COVID-19 la incertidumbre no ha terminado. La nueva normalidad apunta a un escenario híbrido aún por definir, pero en el que la seguridad no puede quedar en un segundo plano.

webinar t-systems

El webinar Proteger la desescalada: soluciones eficientes, flexibles y seguras elaborado en colaboración con T-Systems no ha hablado sobre los retos a los que se han enfrentado las empresas para dar continuidad al negocio durante el confinamiento. Se ha propuesto hablar de las consecuencias de muchas de las decisiones que se han tenido que tomar de forma urgente; de estabilizar las soluciones adoptadas.

Durante el confinamiento, cuando las empresas tuvieron que adoptar de forma súbita el teletrabajo, en muchos casos se priorizó la urgencia frente a la seguridad y se improvisó la provisión de soluciones. En la fase de transición hacia la nueva normalidad los principales retos que se plantean tienen que ver con la incertidumbre del futuro que se avecina, con la necesidad de tomar decisiones que conllevan un riesgo: ¿son válidas las soluciones adoptadas o van a comprometer las necesidades de negocio a medio plazo? A esto hay que añadir además que el futuro, a todas luces híbrido, está aún por definir y que habrá que hacer frente a limitaciones de recursos.

“La situación está siendo de total incertidumbre”, acepta Ramón Martil, director de ventas para el Sector Privado en T-Systems, una particularidad que hay que añadir a los retos más clásicos. Así, el mercado se está enfrentando a un cambio en el negocio donde se erige un usuario más maduro que exige además seguridad y privacidad de sus datos; hay una mayor necesidad de agilidad, una evolución constante de los modelos de negocio y un mayor foco en el coste y en el valor. Además, ha cambiado la tecnología: lo híbrido, el todo conectado, la IA, la computación in-memory, edge computing o 5G han cambiado de raíz el contexto.

Definir un nuevo modelo

Para afrontar estos retos en general y la desescalada en particular, Alberto Bellé, principal analyst de IDG Research, plantea la necesidad de definir un nuevo modelo que incluya un análisis de riesgos que plantee posibles escenarios y que incluya una concienciación sobre éstos a los empleados; evaluar la tecnología que se requerirá y simplificar los procesos de implantación, como forma de prepararse para una nueva contingencia. 

La propuesta concreta de T-Systems se articula en la combinación de dos aspectos: la nube y zero trust. En concreto, las soluciones recomendadas son tres: el teletrabajo como servicio, soluciones de MFA y protección del usuario y las de protección contra el spear phishing y ransomware. Se completan con una herramienta de medida y análisis capaz de hacer una foto que ayude a tomar una decisión en una u otra dirección.

“Se trata de crecer y no estar atados”, ha dicho César Delgado, experto en Seguridad Empresarial en T-Systems. Estas soluciones conforman “un escudo de protección que permiten afrontar la desescalada de manera más segura y ágil minimizando el nivel de exposición y riesgo según se van acometiendo los cambios que requiere la nueva situación”, ha defendido.

La nueva normalidad

Sobre el futuro, Fernando Maldonado, principal analyst de IDG Research, ha sido contundente. “El cambio que se ha introducido es irreversible, no hay marcha atrás”, ha sostenido.

Muchas empresas han acompañado todo esto del teletrabajo con una gestión del cambio. La pandemia ha acelerado las transformaciones que ya estaban acometiendo las empresas y hay que verlo como una oportunidad, como una palanca de mejora. 

En cualquier caso, en el futuro la capacidad de resiliencia será clave. Esta situación no estaba contemplada en los planes de contingencia y es el momento de evaluar los aspectos (no sólo los tecnológicos) a tener en cuenta en caso de situaciones adversas. Además de esto, los portavoces de T-Systems han querido añadir otras cuestiones a las recomendaciones para las empresas de cara al futuro. Han destacado la necesidad de centrarse en las actividades de mayor retorno, la consideración de la digitalización como necesidad, la transparencia y visibilidad en la relación cliente y proveedor y la necesidad de apostar por soluciones ágiles y escalables.

El poso que queda de la charla es positivo. Aprovechemos esta situación como una oportunidad.

 

Puede visualizar el webinar aquí

 

 


Contacte aquí con T-Systems para más información.

Whitepapers

wp sap SAP

revista t-systems Experiencias

Webinars