"La inversión tecnológica en 2021 se centrará en digitalizar procesos de turismo, industria y transporte"

Para Osmar Polo, máximo responsable en Iberia de T-Systems, 'cloud', que ha sido protagonista en 2020, lo seguirá siendo en 2021, sobre todo en su versión híbrida, pues permite disponer de "una infraestructura tecnológica sólida, flexible y escalable sobre la que construir un ecosistema digital a nivel de compañía y de país".

Osmar Polo, CEO de T-systems Iberia
Osmar Polo, CEO de T-systems Iberia.

2020 ha sido un año en el que, recuerda Osmar Polo, consejero delegado de T-Systems para Iberia, "hemos reaprendido a trabajar, a relacionarnos, a viajar, incluso a disfrutar de nuestro día a día". El directivo reflexiona sobre cómo las tecnologías de teletrabajo se han acelerado en España de una forma nunca antes vista, una tendencia que, vaticina el portavoz, "ya no va a retroceder, porque se ha instaurado una nueva forma de trabajar y una nueva conciencia de cómo se puede trabajar". Las tecnologías de infraestructura básica y en concreto los proyectos de cloud y ciberseguridad cimentarán también las grandes tendencias en este recién estrenado 2021.

 

¿Cómo describiría la evolución que ha tenido su compañía en España en un 2020 tan complejo como el que hemos tenido?  

Ha sido un año complicado en el que hemos vivido situaciones que nunca pensamos que se podrían producir. Como sociedad y como país, hemos tenido que hacer frente a períodos que sin duda nos han marcado y han cambiado la forma en la que trabajamos y vivimos. 2020 ha sido un año que ha sacudido nuestra lista de prioridades en todos los ámbitos. La pandemia ha tenido un fuerte impacto a nivel social y psicológico, la economía y los negocios se han visto fuertemente resentidos y algunos sectores tienen aún que lidiar con las consecuencias y las nuevas olas de contagios que siguen llegando.

En T-Systems, como en otras muchas empresas, hemos tenido que hacer frente a cambios constantes desde el mes de marzo. Nuestra cultura corporativa sin duda nos ha ayudado a afrontar la situación y, prácticamente de un día para otro, pudimos enviar a todos nuestros empleados a trabajar desde sus casas, desde donde con gran esfuerzo y cooperación entre todos pudimos dar continuidad a la actividad diaria de toda la compañía. Tuvimos que crear grupos burbuja para garantizar la efectividad de nuestros servicios ante cualquier situación que pudiera suceder, ya que el soporte tecnológico a los servicios de emergencia y sanitarios fue más crítico y esencial que nunca.

Tuvimos además que redoblar nuestros esfuerzos y cargas de trabajo para atender las necesidades urgentes que iban surgiendo en nuestros clientes. Hubo planes de digitalización que se aceleraron para cubrir necesidades de infraestructura tecnológica, que era fundamental para que los clientes pudieran asegurar su negocio ante la situación que vivíamos. Y todo esto ocurrió de un día para otro. Porque, de alguna manera, así es como suceden las cosas ahora, 2020 nos ha dejado en herencia la certeza de la incertidumbre y el gran aprendizaje de que una cultura corporativa resiliente, que promueva la adaptación al cambio, y la colaboración entre los empleados son las mejores herramientas para seguir adelante.

Como empresa, y gracias a esta firme determinación adoptada por los más de 2.000 profesionales que forman parte de T-Systems, puedo afirmar que nuestro balance del año es positivo. Y especialmente en el ámbito cloud, que es una de nuestras áreas más fuertes, y donde en 2020 hemos renovado, por sexto año consecutivo, el reconocimiento en el Penteo Cloud Report como principal proveedor de cloud en España, así como el de las consultoras Whitelane y Quint como uno de los tres mejores proveedores de servicios de cloud público en España. Hemos reforzado nuestro posicionamiento en el mercado como partner tecnológico en sectores como el industrial, que este año debe hacer frente al gran reto de su digitalización si queremos acelerar la recuperación económica del país.

 

 

"2020 nos ha dejado en herencia la certeza de la incertidumbre y el gran aprendizaje de que una cultura corporativa resiliente y la colaboración entre empleados son las mejores herramientas para seguir adelante"

 

 

¿Cuáles son los grandes cambios/tendencias tecnológicas que destacaría en concreto del pasado año?  

La COVID-19 ha afectado a las operativas internas y externas de todas las empresas, ha impactado en la economía de una forma que aún debemos evaluar y hay sectores de actividad que aún se están viendo afectados por la situación actual. No hay que olvidar que la crisis sanitaria continúa, aún estamos combatiendo una pandemia y tenemos que estar prevenidos. 

En 2020 hemos reaprendido a trabajar, a relacionarnos, a viajar, incluso a disfrutar de nuestro día a día. Las tecnologías de teletrabajo han acelerado en España de una forma nunca antes vista, y esta es una tendencia que ya no va a retroceder, porque se ha instaurado una nueva forma de trabajar y una nueva conciencia de cómo se puede trabajar. 

Junto a ellas, creo que las tecnologías de infraestructura básica son las que van a seguir avanzando más rápido, porque son las necesarias básicas para que las empresas puedan continuar con su actividad sea cual sea la situación que venga en un futuro. Esta conciencia de estar preparados tecnológicamente para el futuro también ha llegado para quedarse, y en 2021 los proyectos de cloud y ciberseguridad van a crecer también. De hecho, la inversión en infraestructura TI para nube pública subió un 13,1% entre julio y septiembre de 2020.

Por otra parte, la pandemia también nos ha mostrado la oportunidad de ver como si aplicamos tecnologías como la inteligencia artificial a procesos y ámbitos como la salud, podemos acelerar, por ejemplo, las investigaciones y estudios en busca de una vacuna, de la que nos ha permitido tener varias opciones en tiempo récord. Sin duda, la inteligencia artificial no ha hecho más que despegar este 2020 y en los próximos años veremos muchos más beneficios y aplicaciones de esta tecnología.

 

¿Cuáles han sido las grandes demandas de sus clientes?  

En un momento tan crucial como el año que hemos atravesado, la principal demanda de los clientes era tener un verdadero partner estratégico, un socio y no un mero proveedor, que le guiase y le acompañase en todo lo necesario para que su negocio saliese adelante. 2020 lo recordaremos por ser el año en el que hemos trabajado incesantemente de la mano de nuestros clientes, orientándolos en todo momento en aquello que realmente necesitaban y trabajando para cubrir sus requerimientos más urgentes. 

Los proyectos iban enfocados en su mayoría en garantizar la continuidad de negocio a través de la infraestructura IT, cloud, conectividad y ciberseguridad han sido las principales preocupaciones y demandas. Desplegar call centers virtuales en pocos días, soluciones de teletrabajo de un día para otro, asegurar las conexiones y el acceso a la información desde puntos externos a la oficina sin que eso supusiera una brecha para la seguridad. 2020 ha sido un año de retos y, a pesar de las lamentables circunstancias, apasionante en el que creo que hemos salido fortalecidos como equipo dentro de T-Systems.

La digitalización de la industria ha sido uno de los ejes estratégicos de este último año, y lo seguirá siendo en 2021, ya que permitirá ahorros de hasta 90.000 millones de euros a nivel europeo, en un año en el que el control del gasto y la optimización de los recursos disponibles va a ser la tónica habitual en todas las empresas. 

 

 

"Si aplicamos tecnologías como la inteligencia artificial a procesos y ámbitos como la salud, podemos acelerar las investigaciones y estudios sobre las vacunas"

 

 

¿Qué expectativas de negocio tienen para 2021?  

Nuestro objetivo es seguir ayudando a nuestros clientes a desarrollar su infraestructura tecnológica, poniendo el foco en los servicios cloud porque entendemos que serán claves para conseguir volver a la normalidad y consolidar también el teletrabajo en España. Por otra parte, promoveremos la integración de tecnologías avanzadas como inteligencia artificial en los procesos de negocio de nuestros clientes, para que puedan beneficiarse y optimizar sus recursos. También estamos muy enfocados en ayudar a nuestros clientes a crear un ciclo de mejora continua dentro de sus procesos con la ayuda de la tecnología, y para ello desarrollamos metodologías y herramientas propias que van a ser también un gran valor añadido y una seña de identidad de T-Systems Iberia en este 2021. En cuanto a sectores, la industria, como decía antes, va a ser un foco fundamental en este año.

 

¿Cuáles serán las tecnologías que, en su opinión, acumularán mayor inversión este año?  

Según IDC, las inversiones en transformación digital en todo el mundo alcanzarán los 6,8 billones de dólares entre 2020 y 2023. Consideramos que la inversión tecnológica para este 2021 se centrará en la digitalización de procesos que afectan principalmente a tres sectores: turismo, al ser un motor económico y social a nivel global; industria, por su potencial de aplicaciones en una gran diversidad de sectores empresariales; y transporte, al generar impacto en cualquier tipo de negocio y mercado. Las tecnologías protagonistas seguirán siendo cloud, conectividad y ciberseguridad, porque en España nos queda aún mucho trabajo por hacer para conseguir dotar de la suficiente infraestructura tecnológica al tejido empresarial. Y junto a ellas, obviamente, estará la inteligencia artificial que, si bien ahora mismo no va a ser una de las que más inversión reciba, sí va a ir ganando terreno porque aporta beneficios tangibles a la empresa desde su implantación.

 

 

"Las tecnologías protagonistas de 2021 seguirán siendo 'cloud', conectividad y ciberseguridad"

 

 

Por último, ¿cuál será la tecnología estrella? 

Las tecnologías cloud han sido ya protagonistas en 2020 y lo seguirán siendo, sobre todo en su versión híbrida, en 2021 por la importancia que tienen para asentar y consolidar una infraestructura tecnológica sólida, a la vez que flexible y escalable, sobre la que construir un ecosistema digital a nivel de compañía y a nivel de país. De hecho, según las previsiones de Gartner en julio del 2020, se espera que el mercado de cloud crezca hasta superar los 360.000 millones de dólares en 2022.

Ahora mismo la hibridación del cloud es imparable y se consolida como la vertiente tecnológica con mayor potencial de crecimiento. Una tendencia que se confirma si atendemos al aumento de la inversión en cloud híbrida durante 2020 en todo el mundo, y que diversos estudios sitúan en más de un 70%.

El cloud híbrido nos proporciona interoperabilidad entre diferentes tipos de nube, una sencilla migración de aplicaciones, costes ajustados, agilidad en las operaciones y un alto estándar de seguridad. La convivencia homogénea entre una infraestructura propia y servicios de proveedores externos será la realidad que impere en la transformación digital de las empresas este 2021.

 

 


Contacte aquí con T-Systems para más información.

Whitepapers

Estrategia Cloud - T-Systems WP CLOUD FIRST

Cloud Assessment  T-Systems CLOUD FIRST

T-Systems "Control de Costes" CLOUD FIRST

revolucionando la forma de trabajar CLOUD FIRST

cloud security CLOUD FIRST

t-systems cloud operations CLOUD FIRST

informe ISG CLOUD FIRST

Webinars