T-Systems automatiza la desescalada con TASK

La filial de servicios digitales del grupo alemán Deutsche Telekom crea una línea de soluciones basadas en inteligencia artificial, internet de las cosas, blockchain y big data para ayudar a las organizaciones a garantizar una vuelta a la oficina segura y cumpliendo el protocolo tras la crisis de COVID-19.

covid trabajo

Llegó la famosa desescalada y con ella la vuelta a las oficinas por parte de muchos trabajadores, que durante más de dos meses se han visto obligados a permanecer en sus casas, desde donde han estado teletrabajando si es que su puesto se lo permitía. Pero la ‘nueva normalidad’ exige cumplir un estricto protocolo que garantice la seguridad sanitaria de todos los empleados. Precisamente para ayudar a las organizaciones a hacer esto posible, T-Systems, la filial de servicios digitales del grupo alemán Deutsche Telekom, ha creado una línea específica de soluciones llamada TASK.

Se trata de una línea de soluciones tecnológicas que permite conocer el uso de las zonas comunes, avisar al móvil a empleados y visitantes cuando no se cumpla la distancia de seguridad o establecer grupos de riesgo entre los empleados para la implantación de protocolos específicos de seguridad y salud. TASK se dirige a cualquier sector y tamaño de empresa, aporta soluciones parametrizadas para las necesidades concretas de cada compañía y es completamente escalable, según afirman desde la consultora.

“Las empresas debemos garantizar las máximas medidas de seguridad dentro de nuestras oficinas a nuestros empleados y visitantes”, recuerda David Oliva, responsable del área digital de T-Systems Iberia, que señala que la compañía ha creado TASK “para que establecer nuevos protocolos de seguridad y salud y cumplir con los requerimientos de las autoridades sanitarias sea un proceso completamente automatizado, que además aporta conocimiento sobre las instalaciones y el personal, y mejora la gestión general de la empresa”.

 

Entramado tecnológico

Las soluciones que integra TASK utilizan tecnologías como internet de las cosas (IoT), inteligencia artificial, blockchain y big data, entre otras. Incluye, por ejemplo, Triage, una solución que aplica algoritmos de inteligencia artificial para establecer un mapa ocupacional de las oficinas en tiempo real y definir grupos de empleados según el riesgo de contagio. Esta solución aporta información para programar una vuelta a las oficinas segura y minimizando el riesgo para la salud de los trabajadores y permite también realizar un seguimiento de los empleados en tiempo real (para que la empresa sepa en todo momento el número de personas que se encuentran teletrabajando o en oficina) y muestra una visualización gráfica de la densidad ocupacional del edificio, horarios de mayor ocupación por zonas, etc. Gracias a ello, la dirección de la empresa puede establecer protocolos de seguridad adaptados a sus necesidades en cada momento y readaptar los protocolos iniciales a medida que evolucione la desescalada.

Triage también realiza un seguimiento de posibles contagios por COVID-19, para poder extremar las medidas de seguridad y evitar los contagios, así como una comparativa entre el número de EPI disponibles y los necesarios. 

Por su parte, el módulo Access permite establecer turnos de teletrabajo y trabajo en oficina y comunicar a toda la plantilla, desde una app, cómo se va a realizar la vuelta: fecha, turnos y horarios de vuelta a la oficina, nuevos protocolos de acceso y uso de zonas comunes, etc. Esta aplicación permite además enviar notificaciones integradas con Whatsapp Business y Telegram para informar a los empleados en tiempo real de cualquier cambio que se produzca en los turnos de trabajo. 

A través de una red blockchain privada, la solución Supply permite a la compañía realizar un seguimiento en tiempo real de la entrega de EPI a los empleados, controlando en todo momento cuáles lo han recogido. El sistema permite registrar cada paso de la cadena de suministro con las interacciones del material y establecer EPI específicos según el perfil de empleados. Esto garantiza a la empresa el cumplimiento con la legalidad vigente. 

Otra solución que incluye TASK es Keep, que utiliza tecnologías IoT combinadas con big data y cámaras de calor para establecer si se cumple o no la distancia de seguridad entre dos personas, medir la temperatura de los trabajadores y visitantes, crear mapas de ocupación de las zonas comunes y definir alarmas y avisos en caso de que no se cumplan algunos de los parámetros predefinidos.


 



Contacte aquí con T-Systems para más información.

Whitepapers

t-systems cloud operations Cloud

informe cloud, sap y seguridad t-systems Cloud

wp sap SAP

revista t-systems Experiencias

Webinars