Nuevas soluciones para afrontar la vuelta a los puestos de trabajo

Una vez atravesada la etapa del confinamiento, con sus implicaciones de trabajo en remoto, ahora las empresas tienen que prepararse para la nueva normalidad. Hay que resolver las necesidades de gestión que han emergido a diferentes niveles a las que hay que sumar el estricto control sanitario que hay que implementar.

panel TASK

La crisis ha desencadenado una digitalización de los negocios, en particular en sus canales hacia el cliente. Para muchas empresas el canal digital, que tenía una presencia testimonial o minoritaria, ha pasado a ser el canal principal, provocando que se dispare la demanda de cloud. Por otro lado, esto ha estado acompañado de un cambio en el patrón de comportamiento del cliente que persistirá en el futuro. Por tanto, no se trata de un impacto transitorio sino de una aceleración de una transformación que ya estaba en marcha.

Hay múltiples preguntas para las que se necesita una respuesta. Por ejemplo, en el proceso de incorporación los empleados se están preguntando cómo y cuándo volverán a la oficina y en qué condiciones lo harán. Será necesario, además, un rediseño del espacio de trabajo y de la utilización de recursos; por descontado, habrá que tomar medidas e implementar mecanismos para evitar riesgos sanitarios y cumplir con la regulación. En definitiva, habrá cambios en la gestión de recursos humanos y otras actividades como servicios generales o riesgos laborales.

En su intervención Elena Madera, Head of Manufacturing de T-Systems ha destacado un aspecto en concreto. Para la directiva, hay que dar respuesta sobre todo a las dificultades de comunicación; hay que decir a los empleados cómo acceder a los edificios, las zonas comunes, etc. También hay que tener en cuenta la posibilidad de que habrá auditorías a nivel gubernamental e interno para las que habrá que estar preparado.

Es momento de activar la nueva realidad

“El empleado necesita un equilibrio entre productividad y libertad de elección”, ha recomendado Alberto Bellé, analista principal de IDG Research. Es importante pues, que el puesto de trabajo abarque este equilibrio. No sólo eso; también debe existir un canal de comunicación operativo con el empleado. “No hablamos de un email, tiene que ser un teléfono rojo”, capaz de decirnos si el empleado ha recibido una alerta, por ejemplo.

La trazabilidad, vinculada con el canal de comunicación, es fundamental. Hay que trazar la actividad para ser capaces de demostrarlo, en un momento dado, ante un regulador que así lo requiera. La experiencia de uso es otro factor crítico para activar con éxito la nueva realidad en las oficinas Bellé.

La propuesta de T-Systems, en palabras de Pere Escobar, responsable de desarrollo de negocio en DBA de la compañía, es TASK. Se trata de una suite de soluciones compuesta por cuatro módulos: Triage, Access, Supply y Keep. La propuesta incluye tecnologías como IA, IoT, Blockchain y Big Data y está destinada a ayudar a las empresas en la desescalada.

Triage incorpora algoritmos de IA para establecer un mapa ocupacional de las oficinas en tiempo real y definir grupos de empleados según el riesgo de contagio. Access establece los turnos de teletrabajo y trabajo en la oficina y comunica a toda la plantilla a través de una aplicación móvil las indicaciones sobre la reincorporación; desde horarios hasta nuevos protocolos de acceso y uso de zonas comunes.

Supply utiliza tecnología blockchain para hacer un seguimiento en tiempo real de la entrega de EPIs a los empleados y lleva a cabo un control sobre las mismas. Permite, además, registrar cada paso de la cadena de suministro. Por último, Keep, es el módulo que, a través de tecnologías IoT combinadas con Big Data y cámaras de calor, da información sobre si se cumple o no la distancia de seguridad, mide la temperatura de los trabajadores y visitantes, crea mapas de ocupación en zonas comunes y alerta del incumplimiento de parámetros predefinidos.

El espacio de trabajo futuro

El espacio de trabajo futuro será híbrido, compuesto por empleados teletrabajando y empleados trabajando en las propias instalaciones de la compañía. Por otro lado, según Fernando Maldonado, analista principal en IDG Research, “la prioridad en la gestión del entorno de trabajo cambia; sigue orientada a la eficiencia, pero además incorpora el concepto de resiliencia”.

Los espacios físicos se van a reconfigurar y habrá que pensar cómo optimizarlos. Y por último, más allá de la regulación, será necesario adoptar normas internas que complementen las externas.

Puede visualizar el webinar aquí



Contacte aquí con T-Systems para más información.

Whitepapers

wp sap SAP

revista t-systems Experiencias

Webinars